Una mirada a los miedos frente al cáncer y cómo prevenirlo

Posted on

miedos del cancer

Duérmete niño, / duérmete ya, / que viene el coco / y te comerá.

Canción de cuna tradicional

Mucho escuchamos hablar sobre esta enfermedad, pero sabemos ¿qué es el cáncer? En pocas palabras, se trata de una condición en la cual se forma un grupo de células anormales que no tienen la capacidad de controlar su multiplicación, control que si tienen las células normales. Esto causa una expansión descontrolada de las células anormales, sustituyendo o invadiendo tejidos normales.

Cáncer: temor a lo desconocido

De niños nos asustaban con el coco, ahora de adultos la medicina nos asusta con el cáncer. Los dos tienen muchas similitudes, como el halo de misterio que los rodea y una cierta relación con nuestros hábitos, costumbres y pecados.

Pocas enfermedades, como el cáncer, generan en nosotros una terrible sensación de miedo, incertidumbre y desesperanza. Enfrentarse al cáncer es difícil, de la misma manera como pudo haber sido difícil para algunos niños enfrentarse al coco; ese misterio que se encontraba allá en los lugares a donde no debíamos ir o en los momentos en los que no debíamos estar. El coco podía comernos, llevarnos o asustarnos.

Francisco de Goya- Que viene el Coco
Foto tomada de: Brooklyn Museum https://www.brooklynmuseum.org/opencollection/objects/47147

A pesar de los avances de la ciencia el tema del cáncer, tumores malignos, o neoplasias sigue siendo difícil de abordar. En mayor o menor medida según el tipo de cáncer, lo avanzada que esté la enfermedad, su pronóstico, quién se ve afectado, y los efectos secundarios de su tratamiento.

Para la ciencia, el sufrir de cáncer está marcado en algunos casos por su relación con el transgredir normas de comportamiento que, en algunos casos, hemos llamado estilos de vida saludable; asumiendo que el dejar de lado algunos hábitos “malos” va a evitar enfermarnos de algunos tipos de cáncer. 

Curiosamente algo similar a los contextos en los que el coco ya no podía hacernos daño. Pues, usualmente, estos se relacionaban con el cumplimiento de las prohibiciones impartidas por quienes cuidaban nuestra felicidad, nuestra salud y nuestra vida.

Así entonces, el coco aparecería de manera siniestra en esos lugares a donde no debíamos ir, en aquellas horas en las que no debíamos estar despiertos, o simplemente cuando no hacíamos caso a nuestros padres o cuidadores.

¿Cómo evitar el cáncer?

La medicina actual ha encontrado que en la prevención del cáncer sigue jugando un papel fundamental evitar una serie de sustancias que se conocen como “sustancias cancerígenas”, de tal manera que quien se cuida de esas sustancias, se dice que tiene un estilo de vida saludable.

Cigarrillo, sol, alcohol, alimentos ahumados, colorantes y saborizantes artificiales de alimentos; relaciones sexuales sin preservativos, combustibles fósiles, sustancias radiactivas, entre otros, se consideran como potencialmente cancerígenos. Por lo tanto, evitarlos o evitar su exceso hace parte de los pilares de la prevención del cáncer.

hombre fumando cigarrillo y con cancer

Y aunque no son los únicos factores nocivos que podrían estar en este listado, no deja de ser sorprendente y de sumarse a los misterios que rodean al cáncer, que algunas personas poco o nada expuestas a estos factores de riesgo se enfermen de cáncer y en algunos casos fallezcan como consecuencia de este.

No siempre a los niños desobedientes les iba mal, y no siempre a los niños buenos les iba bien. En el caso del cáncer también se ha propuesto, por ejemplo, que la aleatoriedad y el azar son elementos que explican su aparición en algunas personas, que sin factores de riesgo se enferman.

Lo que tenemos de cierto es que la exposición a ciertos factores aumenta el riesgo; por lo tanto, el autocuidado es importante en la prevención de algunos tipos de cáncer. También que su diagnóstico temprano puede mejorar el pronóstico de la enfermedad, y que los tratamientos quirúrgicos, de radioterapia o con medicamentos, en algunos casos, llevan a la curación de la enfermedad.

¿Cómo enfrentar el cáncer?

Por lo tanto, ante el diagnóstico de cáncer hay que poner en la mesa lo que sabemos y utilizarlo de la manera más efectiva posible. El cáncer no debe paralizar a quien lo sufre. Pues, aunque los resultados de su tratamiento no sean siempre los esperados, esta enfermedad genera cambios personales, familiares y culturales a los que vale la pena prestarles atención también.

Para algunos, el cáncer es un motor de cambio para ser mejores personas, para ser más humildes, más agradecidos. Por eso te invitamos a actuar. Pues son muchos más a quienes el cáncer les cambia la vida.

mujer comiendo verduras

Ahora bien, como más vale prevenir que curar, recuerda tener en cuenta estas sencillas recomendaciones:

  • Come muchas frutas, cualesquiera que estas sean.
  • Lleva una alimentación rica en fibra. Come cereales integrales, verduras y leguminosas. 
  • Evita la exposición a sustancias catalogadas como potencialmente cancerígenas.

Sí, así de sencillo y simple. Llevar una alimentación rica en plantas ayuda en la prevención del cáncer. 

El contenido anterior únicamente tiene carácter educativo e informativo y ha sido desarrollado con fuentes médicas confiables y recomendaciones de expertos en salud. Si te sientes identificado con algún síntoma, término médico descrito o eres un paciente, te recomendamos consultar a tu médico. 

Recuerda que en DoctorAkí también puedes pedir una cita médica con el especialista que prefieras de nuestra red de médicos.

Hoy es el Día Mundial contra el Cáncer

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.