10 Mitos sobre el sexo anal que debes derrumbar

Posted on Escrito y revisado por el comité editorial médico
mitos-sexo-anal-doctoraki

Has escuchado sobre el sexo anal pero la mayoría son historias confusas y llenas de mitos. La realidad es que el sexo anal puede ser placentero y sin dolor para muchas personas, aunque hay mucho tabú alrededor de esta práctica que puede hacer que la experiencia parezca más insegura de lo que realmente es.

En DoctorAkí queremos desmentir algunos de los mitos más comunes sobre el sexo anal para que entiendas más sobre esta práctica y puedas tomar decisiones de manera informada y disfrutar al máximo. 

También puedes leer: Sexualidad segura: Conoce su importancia y cómo disfrutarla con tranquilidad

¿Qué es el sexo anal?

El sexo anal es una práctica sexual que involucra la penetración del ano con el pene, los dedos o juguetes sexuales. A pesar de ser una práctica común y que disfrutan muchas personas, aún existen mitos y estigmas alrededor de esta actividad. Te contamos 10 de los mitos más comunes sobre esta práctica y los desmentiremos desde una perspectiva médica.

Mito 1: El sexo anal es doloroso

Es cierto que esta práctica sexual puede ser incómoda o incluso dolorosa si no se realiza de manera adecuada. Sin embargo, con la preparación y lubricación apropiadas, el sexo anal puede ser una experiencia placentera y segura. Es importante tomar las precauciones necesarias, realizar una preparación previa, ir a ritmo lento y escuchar las señales de tu cuerpo para evitar cualquier molestia.

 

Mito 2: El sexo anal no es higiénico

La idea de que esta práctica es «sucia» proviene de la asociación del ano con la evacuación de las heces. Sin embargo, el ano y el recto se pueden limpiar y preparar adecuadamente antes de la actividad sexual. Además, mantener una buena higiene personal y utilizar protección con el uso del condón pueden ayudar a prevenir cualquier problema de salud.

Mito 3: Es exclusivo para parejas homosexuales

Este es practicado por personas de todas las orientaciones sexuales, tanto heterosexuales como homosexuales. Es una práctica sexual que puede ser disfrutada por cualquier persona, independientemente de su identidad de género o preferencia sexual.

Mito 4: Puede causar problemas de salud

Cuando se practica de manera segura y responsable, el sexo anal no representa un mayor riesgo de problemas de salud en comparación con otras actividades sexuales. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos cuidados específicos, como la prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS) y el manejo adecuado de cualquier molestia o lesión.

Mito 5: No es necesario usar protección 

Al igual que con cualquier otra actividad sexual, es fundamental utilizar protección como condones y lubricantes durante el sexo anal. Esto ayuda a prevenir la transmisión de ITS, como el VIH, la hepatitis y las infecciones por clamidia o gonorrea.

Mito 6: El sexo anal siempre lleva a la incontinencia fecal

La incontinencia fecal es una complicación poco común asociada este tipo de práctica sexual. Cuando se practica de manera segura y con los cuidados adecuados, el riesgo de incontinencia fecal es mínimo. Sin embargo, en casos de abuso o traumatismo severo, puede haber un mayor riesgo de este problema.

Mito 7: Esta práctica no requiere precauciones o lubricación

Contrariamente a esta creencia, el sexo anal sí requiere de una preparación previa y lubricación adecuadas. Esto ayuda a reducir el riesgo de lesiones y hacer la experiencia más placentera. Se pueden utilizar lubricantes a base de agua o silicona, además de tomar las precauciones necesarias.

Mito 8: El sexo anal agranda el ano

La realidad es que el ano es muy flexible y está hecho para estirarse y contraerse. Aunque el músculo del esfínter que rodea la abertura del ano puede sentirse apretado al principio, se relajará y aflojará con la excitación y la estimulación. Practicar sexo anal o usar juguetes anales no hará que el ano se afloje ni que las deposiciones sean menos controladas.

Mito 9: El sexo anal es un sustituto seguro del sexo vaginal

El sexo anal no debe ser visto como un sustituto del sexo vaginal. Ambas prácticas tienen riesgos y precauciones específicas que deben tenerse en cuenta a la hora de cualquier práctica sexual. 

Mito 10: Tienes que ducharte antes del sexo anal

El recto tiene bacterias beneficiosas que lo mantienen saludable, y las duchas locales las eliminan. Esto puede causar infecciones como la proctitis, una inflamación del recto. Este tipo de ‘duchas tipo vaginales’ también eliminan el revestimiento mucoso del recto, que funciona como lubricante natural y protege los tejidos rectales sensibles. Sin este revestimiento, el sexo anal puede ser más doloroso o causar pequeños desgarros.

También puedes leer: Ejercicios del piso pélvico para mejorar tus relaciones sexuales

Consejos médicos para practicar sexo anal de forma segura y placentera

Para disfrutar del sexo de manera segura y placentera, te recomendamos:

  • Comunicación abierta y consentimiento mutuo: Habla con tu pareja sobre tus deseos, límites y preocupaciones. Asegúrate de que ambos estén cómodos y de acuerdo con la práctica sexual.
  • Preparación y lubricación adecuada: Tómate el tiempo necesario para relajar y dilatar el ano antes de la penetración. Utiliza lubricantes a base de agua o silicona en abundancia.
  • Ir a ritmo lento y escuchar las señales de tu cuerpo: Si sientes dolor o incomodidad, detente y ajusta la posición o la velocidad. Presta atención a las señales de tu cuerpo y respeta tus límites.
  • Usar protección: Utiliza condones para prevenir la transmisión de ITS. Cambia de condón si cambias de actividad sexual (por ejemplo, de sexo anal a vaginal o a oral).
  • Higiene y cuidados post-sexo: Lávate bien la zona genital y anal después de la actividad. Mantente atento o atenta a cualquier señal de irritación o infección y consulta a un médico si es necesario.

¿Tienes más preguntas sobre sexualidad o quieres obtener más información sobre cómo tener prácticas sexuales de manera segura y placentera? Consulta nuestro blog donde te contamos más sobre este tema relacionado. 

Además, desde nuestra plataforma de DoctorAkí podrás encontrar los especialistas médicos que necesitas a un solo clic de distancia.

¿Qué tan útil te pareció
este contenido?





El contenido anterior únicamente tiene carácter educativo e informativo y ha sido desarrollado con fuentes médicas confiables y recomendaciones de expertos en salud. Si te sientes identificado con algún síntoma, término médico descrito o eres un paciente, te recomendamos consultar a tu médico. 

Recuerda que en DoctorAkí, una marca con respaldo de Servicios Bolívar, también puedes pedir una cita médica con el especialista que prefieras de la red de médicos inscritos.

+ posts

DoctorAkí es una plataforma que conecta pacientes con médicos especialistas particulares de forma fácil, rápida y con precios al alcance de todos.

Tenemos una amplia cobertura de especialidades médicas y otros servicios como telemedicina, médico a domicilio, paquetes de terapias psicológicas, exámenes de laboratorio, alianzas con laboratorios clínicos, entre otros.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments