En esta sección

DISFAGIA

Disfagia

La información que encuentras a continuación fue previamente revisada y curada por un profesional de salud, sin embargo, no reemplaza la consulta con tu médico. Para acceder a un diagnóstico preciso y personalizado es importante agendar una cita médica.

Tus servicios de salud, ¡fácil y rápido!

Más de 20 especialidades, Orientación por chat, Pruebas Covid-19, Médico en casa, ¡y más!

Qué es

Es un término médico que hace referencia a los problemas de la deglución, es decir, a la capacidad para tragar los alimentos tanto sólidos como líquidos. Se considera un síntoma de alarma que requiere un diagnóstico médico.

Se puede presentar a cualquier edad, pero es más frecuente en adultos mayores. Los riesgos más importantes de la disfagia es que puede conllevar a problemas de deshidratación, desnutrición e incluso, afecciones respiratorias como la neumonía.

Tipos de disfagia

De acuerdo al área o a la fase de la deglución afectada, se puede clasificar en:

Se refiere a aquella disfagia que se origina en la región oral y en la faringe (garganta) y que dificulta el paso de los alimentos desde el primer momento del proceso de deglución. No permite transportar el bolo alimenticio desde la boca hasta el esófago.

El problema de la deglución se presenta en el esófago y se evidencia cuando el bolo alimenticio llega al esófago, pero no hasta el estómago. Genera la sensación de atasco de alimento en el pecho.

Signos

Además del problema para tragar, el síntoma más representativo de la disfagia, y de acuerdo a cada caso se pueden presentar otros signos como:

  • Molestias o dolor al tragar
  • Tos durante y despuésa de la ingesta
  • Imposibilidad de tragar
  • Sensación de que los alimentos se atascan en la garganta o en el pecho
  • Babeo
  • Voz ronca
  • Acidez estomacal
  • Expulsión de los alimentos en la boca 
  • Cierre labial inadecuado
  • Presencia de residuos de alimento en la boca o lengua

CHATEA CON UN MÉDICO GENERAL

Por solo $8.700, resuelve tus inquietudes de salud a través de una orientación médica profesional vía WhatsApp.

Causas

Los factores que pueden desencadenar una disfagia son variados, pues tan solo en el proceso de tragar alimentos intervienen alrededor de 50 músculos y nervios. Además, también puede ser resultado de una condición de salud o una enfermedad preexistentes. De acuerdo al tipo de disfagia las causas pueden ser:

Se puede presentar por problemas en la boca o en la garganta como: infecciones, cáncer o tumores en estas zonas, enfermedades en la faringe o cavidad bucal como amigdalitis o faringitis, trastornos neurológicos como esclerosis múltiple, la distrofia muscular y la enfermedad de Parkinson.

Incluyen problemas o patologías que afectan el esófago como: Divertículo de Zenker, cáncer y tumores en el estómago o esófago, anillo esofágico, diversas condiciones que afectan el esófago como estenosis, esclerodermia, acalasia, reflujo gastroesofágico, entre otros, radioterapia o terapia de radiación, presencia de cuerpos extraños

Estas son las causas que comúnmente se asocian a este síntoma, sin embargo, pueden variar de acuerdo al estado de salud general del paciente. Acude a tu médico de confianza para evaluar las causas, síntomas y el tratamiento.

Cuándo acudir al médico

Es importante consultar a un profesional de salud cuando la dificultad para tragar se presente de manera prolongada o cuando la disfagia está acompañada con otros síntomas como vómitos y adelgazamiento.  Además, y en caso de que esta dificultad interfiera en la respiración lo mejor es consultar de inmediato.

En cuanto al diagnóstico, el médico debe hacer un trabajo minucioso para determinar la causa del problema de la deglución y definir el tratamiento. Puede hacerlo a través del examen físico y con otras pruebas diagnósticas como: 

  • Radiografía
  • Estudio dinámico de deglución
  • Endoscopia digestiva superior: examen de toda la parte superior del tracto gastrointestinal
  • Manometría: examen que mide la motilidad y función del esófago y del esfínter esofágico

Dependiendo del tipo de disfagia y del estado de salud general del individuo, el tratamiento se debe centrar en buscar la solución a la afección o a la patología que la está originando. Si el paciente ya fue diagnosticado con disfagia estas son algunas recomendaciones, que pueden contribuir a mejorar el proceso de deglución:

  • Tomarse el tiempo para comer de manera tranquila
  • Evitar hablar con la boca llena
  • Comer pequeñas cantidades y masticar lentamente
  • Dejar tiempo suficiente para la deglución
  • Convertir los alimentos sólidos en textura de puré
  • Evitar que se acumule alimento en la boca
  • Comer sentado y en una posición cómoda
  • Adecuar la consistencia de los alimentos a las necesidades del paciente

Referencias bibliográficas

  1. Domingo, J. (Mayo de 2021). Disfagia. Problemas de deglución. Revista Farmacia profesional. Recuperado de:(Consulta aquí) 
  2. Revista Electrónica de Portalesmedicos.com. (2018). Disfagia.(Consulta aquí
  3. Instituto de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello de Madrid (IOM). Disfagia: causas, tipos y tratamientos. (Consulta aquí)
¿Qué tan útil te pareció este contenido?
emoji cara1 emoji cara2 emoji cara3 emoji cara4 emoji cara5

Los síntomas más buscados

Los síntomas más buscados en los últimos 30 días

1

Qué es la conjuntivitis

Conjuntivitis

Es una de las afecciones oculares más frecuentes y hace referencia a una infección o inflamación en…

2

Síncope

Síncope

Síncope es el término médico usado para referirse a un desmayo o a la pérdida pasajera del conocimiento.

3

Disnea o dificultad para respirar

Disnea o dificultad para respirar

Es un concepto médico que hace referencia a la dificultad para respirar o a la falta de aire.

Agenda una cita con especialistas médicos