psicologo pospandemia

Autocuidado, tiempo innegociable de bienestar

Posted on Escrito y revisado por el comité editorial médico
autocuidado y bienestar portada

Tener un espacio para consentirte, practicar un hobbie o un deporte, ir a un spa a relajarte, leer un libro mientras disfrutas una bebida caliente; pasar un tiempo a solas o con amigos, pueden ser algunas de las actividades necesarias para vivir en armonía y bienestar. La vida no puede solo basarse en el acelere del trabajo y el cuidado del hogar, siempre es necesario tener un tiempo de autocuidado. 

Es por eso que en DoctorAkí, queremos contarte qué es y cuál es la importancia de este concepto de salud; sí, aunque no lo creas, es un tema de salud y prevención. ¡Ah! Y también queremos contarte algunas ideas para crear rutinas de autocuidado. ¡Veamos!

¿Qué es el autocuidado?

“Cuidar de sí mismo es una responsabilidad propia que tiene repercusiones en el estado de salud y la calidad de vida de las personas. Especialmente en la realización de actividades de la vida diaria que van más allá de suplir las necesidades básicas como alimentarse, dormir, etc”, así lo define ACEMI, la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral.  

Practicar el autocuidado no tiene nada que ver con los roles que tienes en la vida, ni la edad. Dedicar un tiempo para sí mismo y hacerlo prioridad te permite ser más feliz y disfrutar a plenitud cada momento. Aunque al inicio te contamos algunas actividades que se relacionan con el autocuidado, el concepto va más allá. 

Cuidarse es preguntarte “¿qué necesito?” y actuar sin postergar para “cuando tenga tiempo”. Es así, que lo primero que hay que entender es que el autocuidado es algo muy personal, y lo que se haga para cultivarlo depende de cada una de las necesidades y gustos particulares. 

Brevemente, el autocuidado es reconocer que cada persona es responsable de su propio bienestar, y que, dicho bienestar, también se extiende a la familia y la comunidad. Luego de reconocerlo, sigue el tomar acciones y medidas para responder a las necesidades que protegen la salud mental, física y emocional. Esas acciones posteriormente se convierten en hábitos, y por supuesto, el objetivo es que sean hábitos saludables.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud define el autocuidado como “la capacidad de las personas, las familias y las comunidades para promover, mantener la salud, prevenir enfermedades y afrontar las enfermedades con o sin el apoyo de un proveedor de atención médica”. Y aunque hemos pensado el autocuidado como actividades fuera de las necesidades básicas, para la OMS, “el autocuidado abarca aspectos que incluyen higiene, nutrición, estilo de vida, factores ambientales y socioeconómicos”. Es decir, que mínimo se debe revisar si sí se le está dando prioridad a los anteriores ítems, para después crear rutinas que complementan cada una de las necesidades particulares.  

🔗 Cómo ayudar a una persona con ansiedad

🔗 Aprovecha estos días en casa para trabajar en tu felicidad personal

Importancia del autocuidado

Cuando cada uno de nosotros cuida de sí mismo se logra hacer conciencia del cuerpo y sus necesidades. Lo que favorece la salud física y mental, promueve la autoestima; trae beneficios a mediano y largo plazo en el mantenimiento de la salud y la prevención de enfermedades, tal como lo explica ACEMI. 

Ahora bien, además de lo anterior, el autocuidado es una actitud de respeto y amor hacia sí mismo, que repercute de manera positiva sobre el entorno: familia y comunidad, por eso decimos que se extiende. Y lo hace de dos maneras, todos se benefician, y todos se apoyan entre sí. Ya que algunas rutinas de autocuidado también necesitan de una red de apoyo conformada por familia, amigos o profesionales de la salud.

“El autocuidado no es una actitud egoísta o vanidad, sino una necesidad”.

ACEMI

Otro aspecto que se confunde al hablar de autocuidado es que se ve como egoísmo, vanidad o pérdida de tiempo en estos días de súper productividad. Y en realidad no es así, pues la importancia del autocuidado va precisamente en contravía de esta forma de verlo. Por ejemplo, para Ana María Franco, creadora de @mamaconamor el autocuidado es generosidad. 

Y nos comparte una reflexión muy a tono con la importancia del autocuidado. Para Franco, “una persona que está dedicada a todas las demás sin regalarse espacios para ella misma, es una persona egoísta para sí. Es una persona que no siembra en su terreno posibilidades de crecer y conocerse y por ende, lo que puede entregar a los demás lo entrega sintonizado con la escasez. Un autocuidado bien llevado es un terreno abundante y beneficioso para todos aquellos que lo rodean. Cuando una persona ha identificado sus puntos de bienestar, no siente el agobio por tener que desempeñar sus roles, no pierde con facilidad la paciencia, no intenta victimizarse en las situaciones, ni ve a los demás como rivales”. 

“La promoción del autocuidado es un medio para empoderar a las personas, las familias y las comunidades para que tomen decisiones de salud informadas”.

OMS

6 ideas de rutinas de autocuidado

Ahora que ya se ha revisado qué es el autocuidado y su importancia, queremos compartir algunas ideas de rutinas de autocuidado, que recuerda, tienen gran beneficio para tu salud únicamente si antes has identificado tus necesidades y qué produce en ti felicidad, armonía y bienestar. 

Por supuesto, vamos a hacer un mix entre lo que recomienda como básico la OMS, y lo que investigamos como acciones de bienestar y hábitos de autocuidado. 

1. Primero que todo, siempre aparta un tiempo exclusivo para ti todos los días. Escoge si prefieres levantarte un poco más temprano, o en la noche cuando todos se hayan ido a dormir, siempre dedica un momento para ti.

2. Con base en tus necesidades y gustos escoge actividades que te recarguen, como leer un libro, meditar, escribir, dibujar, hacer ejercicio, o tener tu rutina de skin care o cuidado de la piel. En este punto, precisamente, Ana María expresa que “la invitación es a cuestionarse: ¿Qué necesito? ¿Qué me hace falta? ¿Qué me gustaría ser? ¿Cómo es la persona en la que visualizo convertirme? Autocuidado entonces será cada respuesta que llegue a la mente, con un plan de acción preciso en cada una”.

3. Aliméntate sano y equilibrado. Comenzar el día con un vaso de agua y un desayuno nutritivo, o disfrutar un almuerzo libre de distracciones del trabajo es fundamental para tu salud.

¿Qué tal si una vez cada tres meses (o cuando prefieras) escoges darte un espacio para vivir una experiencia en un restaurante diferente, especial? Recuerda que la salud inicia por tu alimentación, y lo más saludable es la variedad. 

4. Muévete. Sí, mantente activo. Para tener energía, eliminar el estrés y sentir felicidad el cuerpo necesita moverse. Escoge la actividad que prefieras, y no saques excusas. Recuerda que estás invirtiendo en tu salud. 

Puedes practicar yoga, ejercicios de fuerza y cardio, bailar, montar bicicleta o patines, nadar, lo que más te guste. También te invitamos a conectarte más con la naturaleza, disfrutar de actividades en espacios al aire libre, en medio de montañas, playas o ríos. 

5. Reconoce y maneja tus emociones. Mantén la calma, piensa en positivo y respira. Cuando sea un poco difícil, de nuevo, respira. También descansa, al dormir tu cuerpo se regula y recobras el equilibrio. 

Otra propuesta que tenemos es que inicies un diario de emociones. Escribir ayuda a plasmar lo que sentimos, lo que nos sucede. Puedes escribir frases de agradecimiento, listado de objetivos que deseas lograr, y siempre tenerlos a la mano. 

🔗 Arteterapia, ¡expresa lo que sientes!

🔗 Bienestar digital y consejos para evitar la adicción a la tecnología

6. Elimina hábitos tóxicos. Suena repetitivo, pero a veces se cree que son cosas que no hacen daño. Evita el consumo de alcohol, tabaco, drogas. Dile adiós a esas relaciones que no aportan nada en tu vida; reduce el tiempo que usas dispositivos móviles y electrónicos, no trasnoches.

Y como bonus, te invitamos a cuidar tu entorno. Es decir, cultiva las relaciones familiares y sociales. Como lo hemos dicho, el autocuidado también necesita de una red de apoyo. Mantén contacto con tus seres queridos y expresales tu cariño. Aunque no parezca, eso también es autocuidado.

Para cerrar, nos quedamos con la conclusión de Ana María Franco, “aprendernos a cuidar va más allá de satisfacer nuestros impulsos de placer: no es precisamente realizar actividades populares de bienestar, sino nutrir nuestros cuerpos físico, mental, emocional, espiritual y energético de formas correctas. ¿Qué necesito hoy? ¿Qué me está faltando? ¿Qué me gustaría hacer? son preguntas que podemos responder en un pequeño espacio todos los días y que nos ayudan a generar bienestar”. 

¡Ah! Y el autocuidado también es reservar tiempo para asistir a chequeos médicos periódicos, es decir, visitar al médico frecuentemente. Por eso en DoctorAkí te recordamos que tenemos amplias opciones de profesionales de la salud para atenderte. 💚

El contenido anterior únicamente tiene carácter educativo e informativo y ha sido desarrollado con fuentes médicas confiables y recomendaciones de expertos en salud. Si te sientes identificado con algún síntoma, término médico descrito o eres un paciente, te recomendamos consultar a tu médico. 

Recuerda que en DoctorAkí también puedes pedir una cita médica con el especialista que prefieras de la red de médicos inscritos.

+ posts

Soy periodista y especialista en Comunicación Organizacional Javeriana, con más de 10 años de experiencia en estrategias de marketing de contenidos, corrección de estilo, comunicaciones y mercadeo en El Tiempo Casa Editorial, Colmédica Medicina Prepagada, Aliansalud EPS y el Grupo Bolívar, entre otras empresas.

Disfruto escribir sobre salud, bienestar, crianza, familia y contenidos educativos para programas de promoción y prevención de la salud, entre otros. Me encanta viajar, leer, pintar, hacer lettering, yoga y soy mamá.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos encantaría saber tu opinión. Déjanos tu comentario.x
()
x
Orientación médica DoctorChat